miércoles, abril 25, 2007

Agua

Estaba con mi familia viendo el capítulo final de Lost. Jack, finalmente había sifo nombrado líder de los otros. De pronto percibí esa dulce melancolía que se siente al ser consciente de estar soñando. Abrí los ojos y encontré mi habitación a oscuras. Junto a mi estaba durmiendo mi esposa, en un sueño imperturbable.
Decidí, aún no se por qué, abrir más mis ojos, de par en par, tratando de auyentar los vestigios de mi familia, la isla y Jack, que aun se entrecruzaban en mis pensamientos.
Cuando mi mente estuvo un poco más despejada, miré el reloj y vi que eran las 3:38. Fue en ese preciso instante cuando escuché agua cayendo. No pude precisar el origen del sonido. Tomé fuerzas y me senté en la orilla de la cama, tratando de no despertar a mi bella durmiente. Me detuve unos momentos con la cabeza gacha mirando el suelo, esperando a que mi cabeza esté limpia y sin mareos, y descubrí que el sonido del agua, provenía del baño.
Fui hasta allí, y vi que la canilla de agua caliente estaba abierta... otra vez. Un repentino escalofrío recorrió mi espalda. Un par de horas antes, el mismo motivo me había despertado. Fui hasta el baño y cerré la canilla de agua caliente que, equivocadamente, pensé que mi esposa se había olvidado de cerrar.
Cerré la canilla y supuse que ella me estaba tomando el pelo. Volví al dormitorio, y la vi profundamente dormida.
Fue al levantar la vista, cuando me encontré con ella. En el reflejo de la ventana, ajada y polvorienta, vi una figura detrás mio. Experimenté un giro de 180° sobre mi propio eje, pero nadie estaba allí. Ni allí, ni en el reflejo.
"Debo estar medio dormido", pensé. Siempre acostumbro a explicarme las cosas con tranquilidad cuando no las comprendo. Es una costumbre que no recuerdo como adquirí.
Volví sobre mis pasos hacia el baño, para lavarme la cara y despabilarme un poco.
Y la canilla otra vez estaba abierta.