lunes, junio 04, 2007

Un día negro...

Si. Ayer fue un triste día. Algunos no supieron como expresar su indignación. Otros sólo pudieron desplegar ríos de lágrimas, ante esas tristes imágenes que mostraba el señor televisor.
Pero amigos, hay que enfrentar los hechos.

Vicente Viloni decidió abandonar el cuadrilátero.

Estoy sin palabras, y espero que el campeón se arrepienta de su decisión...

PD: ¡¿Cuándo vamos a aprender que la democracia no funciona?!