martes, abril 11, 2006

Nos vamos para arriba.

Esto me lo pasó Leo hablando del futuro de la Argentina.

Según los especialistas, hoy la biotecnología se encuentra, dentro del comercio exterior, en el mismo nivel que el software tres años atrás. El gran objetivo es que la biotecnología tenga un peso tan fuerte en la marca país como el vino o el turismo. Para Gustavo Martino, las acciones tanto públicas como privadas, ayudarían a multiplicar las exportaciones.


"¿Vino biotecnológico?" Pensé. Que genial. Me imagino en las new-bodegas de Mendoza, gente cosechando uvas mejoradas, poniendolas a todas en un barril, y al grito de SHAZAM!, se convierten en un exquisito Cabernet Sauvignon.

El Diego tiene razón, somos los más grandes del mundo.