miércoles, marzo 29, 2006

Liniers es un grande...

Autoliniers, ayer cumplió un año. Según dice el autor del blog, hay aproximadamente 700 visitas diarias.

Yo soy uno de esos lectores diarios. Incluso, después de mis primeras visitas, decidí coleccionar las tiras que aparecen en el blog. Y ahora, en mi carpeta "Mis Imágenes", existe una con el nombre "Liniers".

Sinceramente, recomendable. Son 40 segundos, que te hacen empezar el día con todas las pilas. Siempre uno se mete esperando ver a su personaje favorito. El misterioso hombre de negro, los pigüinos, picasso, y tantos otros.

¡Liniers, sos un groso!

miércoles, marzo 15, 2006

Ropa interior para monos...

Si. Así como lo lee señor. La empresa Gitano, de ropa interior masculina, decidió ampliar su mercado, enfocandose esta vez, en los muy apreciados por todos primates con cola larga.

"¿Cómo es esto?" se estará preguntando. ¡Ja-Ja! Les voy a explicar como me percaté de tamaño movimiento mercantil, típico de los tiempos que corren. Resulta que buscando información para mis nuevos ultra-modernos-posts, orientados a la educación del universitario promedio, me topé con esta imagen.


Curioso ¿no es cierto? Un boxer, comúnmente llamado calzón, pero con cintura DOBLE. Y por doble, no queda otra cosa que entender más que DOS cinturas. Y como en ese momento no estaba con todas mis luces (Si, hay veces que no estoy muy atento, pero son las menos), me indigné. "¿En qué cabeza cabe que una persona tenga DOS cinturas?". Tras media hora de procesamiento mental, cai en la conclusión de los ya mencionados monos. Ellos son primates, y son cuadrúpedos. Porque tienen CUATRO patas. Y por regla de tres simple, sabemos que si DOS patas se corresponden con UNA cintura, para CUATRO patas es condición sinecuanon tener DOS cinturas.

Gráfico explicativo, desarrollado en los laboratorios del blog.

Así que amigos, ya saben. Cuando se compren un monito, y quieran pasearlo por la placita Pepe Biondi, no sean impúdicos y pónganles su calzoncito al monito.

PD: Gracias a Lea por el grafiquito.

viernes, marzo 10, 2006

Si, me caso.

Voy a explicarles porqué nos casamos. Hace más de 6 años que conocí a Lau, mi novia, mi prometida, y futura esposa. Nos amamos mucho. Mucho. Tanto es así, que queremos pasar todo el tiempo juntos. Nos divertimos. Nos entendemos con una simple mirada. Hablamos mucho. Con ella siento una tranquilidad y confianza, que no tengo con ninguna otra persona.

Y es por eso que quiero pasar toda mi vida con ella. Es obvio que VOY a pasar toda mi vida con ella. Es mi compañera ideal.

Me dijeron que soy muy joven, con 23 años, para casarme. Que tendría que esperar. ¿Esperar a qué? ¿A vivir qué? Hace 6 años que estamos en un constante ir y venir de mi casa a su casa, buscando algo de intimidad. Necesitamos estar juntos... y solos, siempre. Esperar unos años más, hasta cumplir, digamos 27 años, no tiene mucho sentido. Los 2 queremos casarnos. Y estamos seguros.

Además nos casamos, no morimos. Yo pienso seguir trabajando, estudiando, leyendo, saliendo a comer, etc. Tal vez, lo que se pueda entender por perder, es cumplir un objetivo de vida, por los costos económicos que representa el mantener una casa. Pero digamos, mi objetivo de vida, no es ser un empresario exitoso, o dictador (Bueno, esto último si, pero no lo tengo muy planeado aún). Lo único que SI tengo en claro, es que quiero vivir feliz, con Laura, siempre.

Otros me dijeron que, si me caso, después puedo tener problemas "si la cosa no funciona". De más está decir que si pongo en duda que "la cosa funcione", ya no está funcionando de antemano, por el sólo hecho de dudar. Pero además, los dos nos conocemos, sabemos TODO, el uno del otro. Siempre está la posibilidad de que no funcione, pero... es imposible.

Es un papel, no diferencia en nada la cosa a vivir juntos. ¿Y por qué entonces no hacer, si no hay diferencias? Además de la luna de miel, que son 15 días pagos separados de las vacaciones, el premio estatal, la asginación familiar. Y después, a la hora de tener hijos, muuuuchos menos dolores de cabeza burocráticos. Y en el caso de herencia posmortem, si estás felizmente casado, todo se resuelve fácilmente para el que queda, sólo y triste, pero vivo.

Creo que no se me escapa nada. Espero que haya quedado claro.

PD: Y si, también me caso por iglesia, porque me encanta el ritual, ver a la novia entrando con el padre, y soy muy tradicional.