miércoles, junio 01, 2005

Nelsito: al confesionario...

Quiero pedir perdón a mis compañeros de oficina en particular, y todos los de mi trabajo en general, porque yo soy ese. Si, yo soy el que apreta el botón del 11 en el ascensor para que cuando ustedes lo tomen en el 5to, tengan que ir hasta arriba y volver a bajar.

También quiero dispensarme con mis variados compañeros de viaje del 160 porque yo soy ese que se tira esos pedos con olor a dragón de komodo a la portuguesa recalentado, cuando el colectivo está tan lleno que la gente va colgada del paragolpes. Sé que mi cara de repulsión los engaña, que creen que porque pongo miradas cómplices con los asqueados, me río y digo "que hijos de puta, como se cagaron" no soy yo. Pero se equivocan. (Dedicado a los muchachos de en el bondi)

Quiero pedir disculpas a los que me quieren saludar en el bondi, pero que ni bien los veo subir me hago el dormido, mal, pero sé que no saben que es mentira.

Aprovecho la ocasión para pedirle disculpas a todas las personas que he hecho sufrir... físicamente. Veamos, no soy un golpeador ni nada que se le parezca. Pero no se te ocurra decirme "me duele acá", porque instantáneamente, mi dedo índice se dirigirá, sin compasión, a ejercer presión en el "acá" anteriormente señalado.

Una cosa que me causa culpa... por sólo unos minutos, pero es culpa al fin, son esos cd's perdidos que prometí grabar efusivamente con un acalorado: "si, después te lo grabo y te lo alcanzo" para nunca más hacerlo. Ojo, la mayoría de las veces es por simple falta de atención, es que tengo muy mala memoria.

Espero redimirme, al menos, habiéndome confesado.
Y eso es todo por hoy. Creo.

No hay comentarios.: