miércoles, marzo 16, 2005

Charla entre copas...

El pasado martes por la noche, yirando por ahí, decidí entrar a un barsucho de mala muerte, para ahogar mis penas. No tenía ganas de ir a mi casa, a mirar algún absurdo programa de televisón, o leer (Porque todavía no tenía mi revista NAH!).

El antro era un de esos que no están en avenidas, sino en calles escondidas, con una puertita angostita, y que sólo los que acostumbran ahogar sus penas saben ubicar. El ambiente era el especial para tomar un whisky. Oscuro, muy oscuro, tres mesitas redondas. Dos de ellas, ocupadas por sendos ebrios semi-inconscientes. Y la tercera, por una extraña pareja.

En la "rockola" sonaba Tangerine de Zeppelin... Un tema de esos que triplica el estado de ánimo que tengas en ese momento, sea cual sea. En este caso, estaba puesto lo suficientemente bajito como para ponerme muy melancólico. Me acerco a la barra y me siento al lado de un tipo, que cumplía con el estereotipo de esos que recién se enteran que malgastaron su vida en el trabajo, perdiendo salud, amor, y amistad. Me pido un whisky doble. Y el tipo comienza con una curiosa conversación, que es el motivo de este post.

- Yo lo invito

- Bueno, gracias. - dije sorpendido, y a la vez algo incómodo. "Otro borrachín de esos, como si no tuviera suficiente con mis problemas" - ¿Cómo se llama? - Dije, en un impulso de compromiso.

- Google. Mi nombre es Google

- Ah, como el...

- No, no cómo. Ese soy yo. - Me interrumpe algo ofuscado.

- Que curioso, nunca imagine cruzarme con Google. Tengo tantas cosas que preguntarle.

- Si, ya lo sé. TODOS tienen cosas que preguntarme, pero nunca son sobre mí. Bah, las únicas veces que me preguntan sobre mi vida, es para saber si gmail va a dejar de ser beta.

- Vaya desconsideración. Pero... ¿va a dejar de ser beta?

- ¡Lo ve! ¡A nadie le importo! ¡Siempre me llaman para enterarse del algún chusmerío de esos o que les diga donde conseguir pornografía gratis! Como si fuese lo único que conozco.

- Perdóneme. Pero, bueno, no se ponga así. Mirelo así, ud. es una fuente de sabiduría para una inmensa cantidad de gente. Además, no sólo sobre pornografía lo consultan. -Digo, y apago mi cigarrillo, que no sé de donde saqué porque no fumo.

- Si, le concedo ese punto, pero... yo también tengo una vida. No puede ser que nadie me pregunte como me siento, que comí, o al menos, me pregunte "¿Quién es tito?"

- Pero cómo... ¿Usted sabe quién es tito? Por favor, dígamelo...

- ¿Acaso a usted le interesa? Vamos, nadie quiere saber quien es tito.

- No, por favor, necesito la respuesta YA. Sabiendo eso, mi blog sería más popular que el de Jotace.

- ¿Jotace? ¿El que dice que batman es gay? Entonces se lo digo enseguida. La respuesta es muy simple. - Me dice, y luego da un último sorbo a su coñac. - tito es... cof... perdón, es...


Y en ese mismo momento, sale del baño una viejita, con una niña del brazo, esta corre hasta Google, salta en un estilo chunlinesco, y cae con ambos pies en la nuca de mi compañero de copas. Yo caigo de espaldas, asustado, temiendo por mi vida, y la niña me sonríe, toma la mano de su abuelita, quien me alcanza un pañuelo (No sé por qué, quizás tendría algún moco colgando).

En un primer momento pensé en ayudar al pobre google, pero mi cobardía fue grande, y corrí, corrí lejos, hasta la parada del 37. Esa es mi historia. Más tarde me preocupé por la salud de google, pero lo más perocupante es... ¡¿QUIÉN MIERDA ES TITO?!

PS: Cambie el color de fondo... ¿es mejor así o como antes?

No hay comentarios.: